domingo, 27 de septiembre de 2015

Ayudennos a salvar vidas


Sabado 27/6/15

Categoría: Reflexiones al Alba. Ayúdennos a Salvar Vidas!



Estas, mis Reflexiones de hoy, están dedicadas a los Organismos-Humanos en su estadio de desarrollo Feto, en su proceso de  Nacimiento a la Atmósfera; así como a sus madres; esto es, a la Humanidad de nuestra Era histórica, presente y futuro.


A los Profesionales con responsabilidad compartida durante el Proceso del Nacimiento del nuevo Ente

Américo González Bogen. M.D. Prof. ® Investigador científico


Razones genéticas e interpretaciones lógico-racionales, científicas-contemporáneas-presentes, del Organismo-Humano en desarrollo, hasta el Feto-maduro, las cuales deben regir la conducta del profesional en el proceso del Parto.  


Desde una perspectiva analógica, podemos considerar el Nacimiento como el Viaje espacial del Feto, desde la “cápsula” materna a la Atmósfera de la Tierra y, en consecuencia, respetar el diseño y programación genética a ser aplicada en ese viaje y, observar las medidas cautelarías necesarias en el proceso del parto


Consideraciones previas:

El organismo del feto-viable resulta de un largo proceso, de unas 36 semanas de duración a partir de la fecundación del óvulo, con adaptaciones transitorias necesarias, programadas en los genes, de acuerdo a las exigencias de su “hábitat capsular-materno”, y su adaptación-inmediata a su nuevo “Hábitat definitivo” en la Atmósfera de la Tierra, durante el proceso trascendental del Nacimiento.

Me referiré aquí exclusivamente a lo concerniente al Proceso del Parto o Nacimiento:

El Organismo en desarrollo necesita el aporte de materiales nutrientes y, Oxígeno para su metabolismo, los cuales son suplidos por la sangre materna, por mediación de la sangre del Feto contenida en la Placenta, la cual es un órgano transitorio del Feto en desarrollo y, el Ventrículo izquierdo la eyecta a los tejidos, por lo cual, el Corazón del Feto, órgano central de ese desplazamiento, se desarrolla desde la cuarta semana de la gestación, ante las exigencias de la masa orgánica creciente.

Con visión de presente-continuo y futuro, debemos considerar que ese Organismo está diseñado igualmente para su viaje espacial en el momento oportuno, por lo que se generan cortocircuitos transitorios para la circulación general de la sangre, en ausencia de un Pulmón funcional, en desarrollo.

Estos cortocircuitos son conocidos como: el agujero oval y los conductos arterioso y venoso, los cuales garantizan la distribución tisular de la sangre y, especialmente del cerebro, como el tejido de suma importante, dada la nobleza del Órgano.

El Embrión, durante su desarrollo, en etapa de mórula, se divide en dos segmentos desiguales: el mayor dará origen al Organismo en desarrollo y el menor a la Placenta, órgano transitorio externo que cumplirá, entre otras funciones, con la función respiratoria, esto es representará al Pulmón hasta el momento mismo de cumplirse cabalmente el Nacimiento y el Ser-naciente haya establecido su respiración cíclica pulmonar, autónoma.

La Placenta es un Pulmón transitorio, por lo que sus vías sanguíneas tienen similar capacidad a la de las vías sanguíneas del hemi- circuito pulmonar en desarrollo, así como del hemi-circuito general de la sangre.

La capacidad de las vías sanguíneas de la Placenta es un factor físico-matemático de gran importancia, ya que el proceso mecánico del Nacimiento se centra en el llenado de las vías circulatorias de los fluidos: aire, procedente de la Atmósfera, y sangre, procedente de la Placenta.


Las vías aéreas  extra-pulmonares, vacías, reciben el aire desplazado de la Atmósfera, por la fuerza de gravedad, hasta encontrar la resistencia que estimula los baro-receptores específicos, los cuales informarán al Sistema Nervioso Central y, el Pulmón recibirá los impulsos nerviosos necesarios para iniciar el complejo proceso, genéticamente programado, con exactitud físico-matemática-biológica.

Es importante expresar aquí, que el factor físico-matemático de adaptación del Organismo a la Atmósfera, por mediación del Pulmón, es la composición y masa por unidad de volumen de la mezcla gaseosa que es el aire, al nivel geográfico de adaptación de la Especie y, esa masa por unidad de volumen debe ser adaptada, durante el desplazamiento cíclico, a lo largo de bronquios y bronquiolos, al factor masa por unidad de volumen programado genéticamente en la membrana alvéolo-capilar, para balancear la tensión gaseosa alveolar y la tensión capilar de la sangre, haciendo posible la difusión selectiva de moléculas del Oxígeno.

El Pulmón, por contracción-relajación cíclica de las mallas musculares de sus vías aéreas propias, bronquios y bronquiolos, llena de aire esas vías y, paralelamente, abre paso a la sangre transfundida desde la Placenta.

Simultáneamente, la estructura-global del Pulmón, sus lóbulos derechos e izquierdos, es expandida hasta contactar sus superficies pleurales-viscerales entre sí, y con la pleura parietal, para generar la adherencia física que le hará adquirir su condición elástica, absolutamente necesaria para cumplir sus funciones cíclicas continuadas.

Este proceso y, el re-direccionamiento de las corrientes sanguíneas en el Corazón, generan el cierre progresivo de los cortocircuitos sanguíneos, señalados arriba, y su direccionamiento hacia el Pulmón que inicia su función  y adquiere a plenitud su condición elástica, para desarrollar sus ciclos programados, definitorios del Nacimiento o integración global del Organismo en sí y con la Atmósfera de nuestro planeta Tierra.

Ha Nacido un Nuevo Ente y lo acoge su Ecosistema-Natural. Bienvenido   





























viernes, 17 de julio de 2015

La Vida y Salud es el Derecho Humano Fundamental y Primigenio


Ayúdennos a salvar vidas por medio del mejor conocimiento, Lógico-Racional y Ético, de nuestros organismos


Américo González Bogen

La CREACIÓN es perfecta, como toda Obra del CREADOR. EL CREÓ La VIDA. Fenómeno-trascendental que necesitaba un Hábitat individual y este un Hábitat-colectivo de las diferentes Especies en un Ecosistema compartido; entre ellas, la Especie Humana.

El Creador diseñó un puñado de Partículas Órgano-Físicas  con potencialidades múltiples y, con su Hálito las difundió en el Universo-físico que antes había Creado. Nosotros somos ejemplos de la evolución de esas partículas en nuestro planeta Tierra. Y nosotros, con una Lógica. Razón y Ética que aspiro semejante a la del Creador, pero con la dimensión humana, tenemos capacidad de estudiarnos, analizarnos y comprendernos.  

Hoy sabemos que esas partículas se organizaron en lo que conocemos como ”genes” en los cuales está codificado todo lo relativo a la generación y desarrollo de nuestros Organismos, nuestra Vida-Natural-Creada.

Mis reflexiones al Alba de éste 17 de Julio del 2015, fecha aniversaria de mi Descubrimiento trascendental de la Resultante de la Mecánica autónoma del Pulmón: Pulso Respiratorio, están centradas en un recordatorio de algunas de sus consecuencias más importantes, develadas sucesivamente por mí.

La Humanidad es Naturaleza Órgano-Física, integrada a la Naturaleza-Física de su Hábitat Colectivo Natural en el nivel geográfico de su adaptación natural, desde el momento mismo del Nacimiento.

Mi objetivo y mi invitación es a que me ayuden a Salvar-Vidas por medio del mejor conocimiento, Lógico-Racional y Ético, Científico-contemporáneo presente, que he aportado a la Humanidad, relativo a los factores mecánicos y biofísicos que hacen posible la integración cíclica permanente de nuestros Organismos, en ellos mismos y con factores físico-matemáticos del aire atmosférico al nivel geográfico de nuestra adaptación natural, conducente al metabolismo y nutrición celular.

El Pulmón es el órgano central de esta mecánica cíclica. Desde el momento mismo del Nacimiento, del cual es órgano protagónico, conjuntamente con la Placenta, la cual le delega su función respiratoria transitoria y le trasfunde su volumen-masa de sangre, para el llenado de su hemicircuito circulatorio, paralelamente a la llenado de aire de los bronquios y bronquiolos.

Un día como hoy, el 17 de Julio de 1978, fue el día de mi demostración experimental de mi hipótesis trascendental, según la cual el Pulmón debía ser un órgano mecánicamente activo, autónomo, contrastando la teoría tradicional según la cual “el Pulmón es un órgano mecánicamente pasivo, motorizado por el Diafragma y los llamados músculos respiratorios”.

En experimento programado en el perro de experimentación, pude obtener el gráfico de la Resultante de la Dinámica cíclica del Pulmón en su superficie pleural visceral, en el espacio pleural. Analizado en  mi primer libro impreso “Fisiodinámica del Hombre en el Mundo” 

Hasta el día de hoy, 17 de Julio del 2015, han transcurrido 37 años de desarrollo continuado y permanente de mis descubrimientos derivados; primariamente, del análisis e interpretación del gráfico de la Resultante de la mecánica propia del Pulmón en su superficie pleural visceral…

Fueron interpretadas las funciones específicas de los dos sectores anatomo-histológicos del Pulmón: 

1. Los bronquios lobares, responsables de la renovación cíclica-continuada de volúmenes-masas de aire desplazada desde la Atmósfera. 

2.  Los lobulillos, con sus bronquiolos y unidades alvéolo-capilares, para la difusión específica de moléculas de Oxígeno hacia la sangre.

La mejor comprensión del conocimiento alcanzado por mí, hasta ahora, de la Mecánica-cíclica del Pulmón, me exigió el esclarecimiento del Proceso del Nacimiento, ya que este es el punto de partida, la preparación de las condiciones necesarias para el desarrollo de los ciclos respiratorios definitivos, una vez cumplido cabalmente el llenado de las vías aéreas y sanguíneas del Pulmón. (A analizar en un próximo documento en este Blog)

El Pulmón es en sí  un Sistema mecánico de fluidos, mixto, de líquidos y gases, integrado en sí  y con la Atmósfera, así como con el Organismo como un todo. En consecuencia, para el desplazamiento uniforme y continuado de sus contenidos en estado fluido necesita el llenado previo de esas vías, lo que se cumple con el proceso del Nacimiento

Como he descrito aparte, el Pulmón determina y regula la circulación de la sangre por toda su extensa red de vías sanguíneas, por lo que era necesario que asumiera su comando y que integrara al Corazón como una bomba auxiliar intermedia con la circulación general.
El Corazón recibe e impulsa el volumen-masa de sangre que el Pulmón le hace llegar, bajo control del Sistema Nervioso Central,  en cada ciclo global de renovación  de un volumen-masa de aire y, el uso cíclico fraccionado para la toma de Oxígeno; por ello necesita un auxiliar regulador de las grandes corrientes fluidas hacia el Mediastino.

Este concepto explica la necesidad de la división del Pulmón en lóbulos y su distribución y relaciones topográficas en el Tórax, lo cual he desarrollado aparte.

El Tórax está estructuralmente definido para la circulación proporcional y balanceada del aire y la sangre, bajo comando del Pulmón, como órgano central que es, del Complejo Sistema Mecánico de Fluidos y, el desplazamiento de la sangre oxigenada hacia los tejidos orgánicos y, la mezcla gaseosa, después de la oxigenación de la sangre, hacia el exterior, como una corriente de aire caliente conocida como Espiración

¿Cómo se inician los ciclos respiratorios, o mejor dicho, los ciclos de renovación y uso fraccionado de un volumen-masa de aire   pre-climatizado y balanceado?

Los Bronquios Principales, origen  de los árboles bronquiales de los lóbulos derechos e izquierdos son los reservorios inmediatos del aire, en su desplazamiento progresivo, cíclico, hacia el Pulmón y, en ellos, desde las fosas nasales

Cada Bronquio Principal tiene la capacidad para recibir el volumen-masa de aire que deben usar, en cada ciclo de renovación y uso, los árboles bronquiales-lobares correspondientes  
Veamos el proceso mecánico que se desarrolla desde este momento:

Como he debido interpretar, las vías aéreas están genéticamente diseñadas y programadas para funcionar de acuerdo al comportamiento mecánico de los gases; esto es: por contracción disminuyen sus capacidades y, en consecuencia, aumentan proporcionalmente la presión o tensión del volumen-masa de aire contenido y, por la relajación subsiguiente, disminuyen resistencia a la Fuerza molecular expansión del aire antes comprimido, siguiendo la dirección hacia su periferia y, simultáneamente, las capacidades dejadas “vacías” ejercen fuerza aspirante, retrógrada, para su llenado con un nuevo volumen-masa de aire, el cual será usado en el próximo ciclo.

Cada nuevo ciclo, a partir del momento final del proceso del Nacimiento, lo inician, simultáneamente, todos los árboles bronquiales, en respuesta a estímulo nervioso del Vago-Simpático-integrado, desde sus troncos, por lo que debemos recordar que su parte más gruesa dispone de cartílagos que impiden su cierre total y mantiene un volumen de aire que será el volumen inicial de cada ciclo próximo. La parte distal, por contracción muscular, disminuye su capacidad y con ello aumenta proporcionalmente la fuerza molecular expansiva del aire contenido(Ley de Boyle-Mariotte) y, al relajarse, esa Fuerza-molecular expansiva de esta masa de aire previamente presurizado, la hace desplazar hacia su periferia y, el espacio dejado “vacío” ejerce fuerza aspirante del aire contenido en el segmento con estructura cartilaginosa y, el espacio dejado vacío en este, ejerce a su vez fuerza aspirante desde el Bronquio Principal correspondiente y así sucesivamente a lo largo de las vías superiores hasta las fosas nasales y en esta desde la Atmósfera, en el acto conocido como “inspiración”.

Las vías aéreas extra-pulmonares, hasta las fosas nasales, son un reservorio de aire en proceso de climatización y balance progresivo para suplir el aire necesario durante varios ciclos sucesivos de renovación y uso por el Pulmón, como garantía de una Respiración “eupneica”.





lunes, 13 de julio de 2015

La circulación de la sangre.
Esquema conceptual de mi contribución personal a su mejor conocimiento
Américo González Bogen. M.D. Prof. Investigador científico
Caracas, Julio del 2015
Introducción.
Hasta el siglo XVII dominaban las creencias de Galeno y sus seguidores, en lo relativo a la sangre; ésta no circulaba, era producida continuamente en el Hígado y usada en el Organismo.
En ese Siglo XVII se llevan a cabo descubrimientos parciales importantes para la Época, acerca de la circulación de la sangre, como  fueron:
1.     la circulación pulmonar por Servet.
Según Servet la sangre circula por los pulmones, entra por la arteria pulmonar y sale por las venas pulmonares, después de un recorrido intermedio, sin especificación alguna. (En 1924 se descubren trabajos de Ibn Nafis, del siglo XIII, los cuales versaban sobre la circulación pulmonar)

2.     la circulación general por Harvey.
Harvey, con criterio aritmético, descarta los conceptos de Galeno acerca de que la sangre no circulaba y era producida de manera continua en el Hígado, por lo que concluyó que la sangre se reciclaba, esto es circulaba por todo el Organismo.

Quedaba establecida así la existencia de dos circuitos y dos circulaciones sanguíneas, sin especificaciones de sus dinámicas potenciales ni posible integración funcional.
En el Presente histórico, González Bogen demuestra que hay un solo circuito de vías sanguíneas, recorrido por la sangre a lo largo y ancho de dos hemi-circuitos, con funciones específicas complementarias e integradas: el hemicircuito pulmonar y el hemicircuito general, genéticamente diseñados y programados, e integrados por el Corazón, como bomba hidráulica compleja, bajo comando central del  Pulmón, órgano efector del Vago-Simpático-Integrado, en respuesta a descargas nerviosas del Sistema Nervioso Central.
La circulación de la sangre por el hemi-circuito pulmonar, tiene como objetivo propio la difusión selectiva de moléculas de  Oxígeno del aire hacia la sangre y, la salida de gases productos del metabolismo celular; así como irradiación de Calor, como factor multiplicador de la fuerza molecular expansiva de los gases, para acelerar la salida al exterior, en una corriente caliente, de la mezcla de gases resultado del proceso.
La circulación de la sangre por el hemi-circuito general, tiene como  función, la distribución de la sangre depurada y cargada de Nutrientes y Oxígeno entre las células de los tejidos, para su metabolismo, conducente a la nutrición y elaboración de productos biológicos necesarios para el mantenimiento de la Vida-Creada, en el balance que expresamos como Salud.
Los dos hemi-circuitos de la sangre tienen capacidad, Volumen, similar, siendo el Corazón el órgano intermediario en la constitución del circuito único, actuando como una compleja bomba hidráulica, con cavidades conocidas como derechas e izquierdas, las cuales reciben el volumen de sangre que el Pulmón ha definido  puede recibir y oxigenar en cada ciclo.
El análisis actual de los gráficos de mis primeros experimentos, me permitieron concluir que la aurícula derecha del Corazón recibe la sangre venosa desplazada por la Cava, con el volumen y las condiciones de balance previamente programadas por el propio Pulmón y, el ventrículo la eyecta, por la arteria Pulmonar.
La sangre desplazada por la Fuerza Ventricular derecha, a través de la Arteria Pulmonar, llega solo hasta los hilios de los lóbulos pulmonares, los cuales les sirven de relevo, esto es, la distribuyen entre sus ramas bronquiales y, con su dinámica propia, conjuntamente con el desplazamiento del aire, hacen posible su circulación hasta sus lobulillos y, estos a su vez les sirven de relevo y la hacen circular, con fuerza y ritmo propio, paralelo al ritmo del Corazón, como condición necesaria para desplazar, simultáneamente, la sangre hasta sus capilares y el aire, hasta los alvéolos, en las unidades alvéolo-capilares, balanceando la presión de la sangre capilar con la tensión gaseosa del aire alveolar, haciendo así posible la difusión selectiva del Oxígeno hacia la sangre y, la salida al exterior de desechos del metabolismo en estado gaseoso, en una corriente caliente y, el desplazamiento simultáneo de la sangre oxigenada hacia las venas pulmonares, vía aurícula izquierda del Corazón.
Este relevo de fuerzas para la circulación pulmonar es necesario y, se evidencia en la delgada pared del ventrículo derecho, comparado con la del izquierdo.

La  integración funcional de los dos hemi-circuitos que componen el circuito global de la circulación sanguínea la realiza el Corazón, integrado a su vez por el Pulmón, que le aporta los volúmenes-masas de sangre que debe recibir, e impulsar luego, como sangre oxigenada en cada ciclo global.



lunes, 15 de junio de 2015

¿Qué es el Pulso Respiratorio?

Américo González Bogen. M.D. Prof. UCV.( R) Investigador científico.

Pulso Respiratorio es el nombre  dado por mí, para designar  mi Descubrimiento Fundamental y Primario, del 17 de Julio de1978: la Resultante de la mecánica cíclica, autónoma, del Pulmón en su superficie pleural, como se detecta en el espacio pleural. Este descubrimiento constituye prueba incontrastable de la actividad mecánica, autónoma-automática del Pulmón en su ensamblaje torácico, genéticamente programada.

El término Pulso Respiratorio lo creé, por analogía en su significado físico-biológico, con el pulso cardio-circulatorio de la sangre.

Le invito a seguir el análisis de los gráficos de este descubrimiento en mi primer libro impreso: “Fisiodinámica del Hombre en el Mundo” en mi Dominio en Internet: Http://www.The-Respiratory-Pulse.org.ve/ Haga clic en la portada del libro y luego comience su estudio en la pag. 126.

Este descubrimiento trascendental constituyó la base substantiva de todas mis investigaciones y descubrimientos posteriores, así como de mis reflexiones actuales.

El siguiente paso, necesario para interpretar cómo se lleva a cabo esa mecánica cíclica del Pulmón  era descubrir otros parámetros simultáneos e interrelacionados y, para ello, programé un nuevo experimento para tratar de conocer posibles efectos de esa mecánica en el espacio pleural libre y su contenido. Véase el análisis de estos gráficos en mi segundo libro: “The New Theory of Respiratory Dynamics” en mi dominio en internet. Haga clic en la portada del Libro y luego comience a leer en la pag. 22.

Les invito a reflexionar, sobre el significado de mi contribución, como estudioso, pensador Lógico-Racional y Ético, con respaldo de demostraciones experimentales cuando me ha sido posible, al Conocimiento de la Naturaleza Órgano-Física y, en consecuencia, a la Defensa de la Vida y la Salud de nuestra Especie, en su hábitat geográfico Natural.

Nuestro Organismo y la Atmósfera de la Tierra, a los niveles geográficos de nuestra adaptación natural, constituyen una Unidad-Dinámico-Funcional-Integrada; es un Binomio-conceptual y actuante.

Saquen ustedes sus propias conclusiones acerca de la interpretación de las posibles múltiples funciones dinámicas-integradas, cíclicas, del Órgano Pulmón, desarrolladas desde cada una de sus posibles perspectivas, para el desarrollo de la complejísima Función Respiratoria.

Esta invitación sintetiza lo que ha sido mi propio proceder en mis estudios, durante los más de treinta y seis años próximos pasados.

Considere el efecto potencial derivado de la aplicación de tecnologías desarrolladas a partir de un error conceptual básico y  los efectos “Iatrogénicos derivados”

¡POR EL BIEN COMUN!

Ayúdenme a Salvar Vidas, promoviendo las rectificaciones necesarias en la enseñanza y práctica médica. La Prevención como primer objetivo, basada en el conocimiento científico-contemporáneo- presente

Gracias por su atención. Américo González Bogen
Caracas. Junio del 2015.


domingo, 24 de mayo de 2015

2. Diez conceptos fundamentales.

Continuación. Segunda parte
Américo González-Bogen


6.      Factores Físico-matemáticos y Biológicos determinantes de la potencial integración balanceada del Organismo-Viviente con la Atmósfera, y causales de la distribución de las especies en la superficie de la Tierra:

6.1 Factor Físico-Natural: la masa de aire por unidad de volumen de la Atmósfera a los diferentes niveles geográficos de nuestro planeta Tierra, a su vez determinante de la distribución natural de las Especies. La Especie-Humana está diseñada para adaptarse en sus desplazamientos en los niveles geográficos comprendidos entre el nivel del mar y unos 2500 - 3000 metros de altitud aproximadamente

6.2 Factor Orgánico-Natural: la masa de aire por unidad de volumen requerida por los alvéolos pulmonares, genéticamente programada, para hacer posible la expansión alveolar, en balance con la presión capilar alveolar y, con ello, la difusión selectiva del Oxígeno y el “intercambio” gaseoso con la sangre. El valor matemático de esta masa por unidad de volumen está por ser determinada, pero he definido el valor de la tensión gaseosa generada por esa masa en los lobulillos, como unidad funcional, la cual es de +2 mm.Hg aproximadamente, sobre el nivel basal de la presión lobar.

6.3 Factor Biológico: es la programación genética de la estructura pulmonar en su ensamblaje torácico, bajo control estricto del Sistema Nervioso Central y comando autónomo Vago-Simpático-Integrado, para su desarrollo automático cíclico-continuado

7.      Mantenimiento de la Vida-Creada en la Atmósfera es, en este contexto, los fenómenos físico-matemáticos-biológicos cíclicos continuados que se desarrollan a partir de la bronco-constricción inicial de los árboles bronquiales-lobares del Órgano Pulmón, para la integración balanceada del Organismo como un todo, en sí, y con la Atmósfera, haciendo posible, la difusión selectiva del Oxígeno y el desplazamiento de la sangre oxigenada hasta la aurícula izquierda, para ser eyectada por el ventrículo hasta los tejidos, para su metabolismo, nutrición y funciones específicas, seguido de su retorno al Pulmón, en un nuevo balance, para el inicio de un nuevo ciclo de renovación y uso.

8.     Mecánica de Fluidos: Líquidos y Gases: El Organismo está compuesto por un 75% de agua aproximadamente, en permanente circulación. El Organismo-Viviente Incorpora, por medio de la Mecánica Autónoma del Órgano Pulmón y control nervioso Vago-Simpático-Integrado, un volumen-masa de aire en permanente renovación cíclica con la Atmósfera, para el “ intercambio gaseoso” con la sangre.
La sangre es la vertiente final de esas corrientes fluidas y tiene como razón fundamental aportar los materiales a los tejidos, para su metabolismo, nutrición y elaboración de productos específicos para la Vida en Salud.
El aire en las vías respiratorias se “organiza” es decir se hace una corriente orgánica en adaptación a las demandas a nivel lobular-alveolar.

9.     El Tórax es la Estructura visceral y somática-integrada funcionalmente por el Pulmón. El Pulmón integra consigo al Diafragma, vía reflejo vísceral-somático, para la circulación balanceada de los fluidos por sus vías específicas extra-pulmonares, antes de ser recibidos por el Pulmón, a su propia demanda.

10.  El Pulmón es la víscera central de la integración funcional del Tórax, con actividad autónoma-automática, bajo estricto control del Sistema Nervioso Central. y comando autónomo del Vago-“Central” diversificado en la periferia entre efectores Vagales directos: los bronquios lobares y, efectores Simpáticos indirectos-integrados: los lobulillos con sus bronquiolos, alvéolos y unidades alvéolo-capilares integradas .


domingo, 17 de mayo de 2015

Diez conceptos fundamentales. 1a parte

El-Pulso-Respiratorio

Invitación a conocer y discutir, con criterio Científico-Lógico- Físico-Matemático-Biológico, los aportes al Conocimiento-Universal que he desarrollado durante más de treinta y cinco años de investigación científica, de la Mecánica-Autónoma-Automática del Pulmón en su “ensamblaje” torácico y en el Hábitat-Natural de la Especie, como condición para el mantenimiento de la Vida-Creada

Américo González-Bogen


 Diez conceptos fundamentales.

Estos diez conceptos fundamentales han sido desarrollados por el Autor o, aplicados por él, durante la presente reinterpretación científica contemporánea-presente de la Mecánica Pulmonar Respiratoria y funciones integradas.

Primera parte

1.     Vida Orgánica o “Vida Natural Creada”. Me refiero en este concepto a los hechos y fenómenos de la Naturaleza Órgano-Física, conocidos o no, que determinan el fenómeno global objetivado en lo que todos experimentamos como Vida.

2.     Hábitat-Natural de la Especie. Se refiere a las condiciones órgano-físicas de la Naturaleza global, como se manifiestan en los diferentes niveles geográficos de nuestro planeta Tierra y su Atmósfera. En la Especie Humana, nuestro prototipo, se ubica entre el nivel del mar y unos 2500 metros de altitud aproximadamente

3.     Estructura funcional de los organismos para el mantenimiento de la Vida Creada. En este contexto, es la estructura anatomo-funcional que hace posible el desarrollo de los fenómenos físico-matemáticos-biológicos que permiten la integración balanceada del organismo en sí y con los factores correspondientes de la Atmósfera.

4.    El Pulmón es la estructura-visceral-funcional, autónoma-automática, genéticamente diseñada y programada para llevar a cabo la integración cíclica continuada del organismo en sí y con la Atmósfera de su Hábitat-Natural.

5.     El Nacimiento es  la Integración Dinámica del Organismo del Feto con la Atmósfera de su Hábitat-natural definitivo, por mediación de la Dinámica del Pulmón que inicia su función.  El nacimiento traduce el desarrollo de la dinámica natural por la cual el aire atmosférico penetra las cavidades vacías de las vías aéreas extra-pulmonares del Feto y, éste genera su desplazamiento, por mediación de la dinámica del Pulmón que se inicia, de manera autónoma automática, por sus vías aéreas propias: bronquios y bronquiolos, hasta alcanzar la distensión inicial de su estructura y completar su adherencia pleural, visceral y parietal, lo que he llamado en otras partes “su ensamblaje torácico” haciendo posible que el Pulmón inicie su condición elástica potencial y desarrolle los ciclos dinámicos de renovación y uso de volúmenes-masas sucesivas de aire, como está genéticamente programado, bajo control del Sistema Nervioso Central.

Sigue



domingo, 10 de mayo de 2015

El Corazón y lka circulación de la sangre

El Corazón y la circulación de la sangre

E Américo González Bogen

Hasta el siglo XVII dominaba las creencias de Galeno y sus seguidores, en lo relativo a la sangre; ésta no circulaba, era producida continuamente en el Hígado y usada en el Organismo.
En ese Siglo XVII se llevan a cabo descubrimientos parciales importantes acerca de la circulación de la sangre, como  fueron:
1.     la circulación pulmonar por Servet.
Según Servet la sangre circula por los pulmones, entra por la arteria pulmonar y sale por las venas pulmonares, después de un recorrido intermedio, sin especificación alguna.
2. la circulación general por Harvey.
Quedaba establecida así la existencia de dos circuitos y dos circulaciones sanguíneas, sin especificaciones de sus dinámicas potenciales ni posible integración funcional.

González Bogen demuestra que hay un solo circuito de vías sanguíneas, recorrido por la sangre a lo largo y ancho de dos hemi-circuitos, con funciones específicas complementarias e integradas, genéticamente diseñadas y programadas, bajo conducción del  Pulmón, órgano efector del Vago-Simpático-Integrado, en respuesta a descargas nerviosos del Sistema Nervioso Central.

Hoy es bien sabido que la circulación-pulmonar, tiene como objetivo (el “intercambio gaseoso con la sangre”: el paso de Oxígeno del aire hacia la sangre y, la salida de gases productos del metabolismo celular, así como irradiación de Calor. El hemi-circuito general, tiene como  función la distribución de la sangre depurada y cargada de Nutrientes y Oxígeno entre las células de los tejidos, para su metabolismo, conducente a la nutrición y elaboración de productos biológicos necesarios para el mantenimiento de la Vida-Creada, en el balance que expresamos como Salud.
Los dos hemi-circuitos de la sangre tienen al Corazón como el órgano intermediario en la constitución del circuito único, actuando como una compleja bomba hidráulica, con cavidades conocidas como derechas e izquierdas, las cuales reciben el volumen de sangre que el Pulmón ha definido  puede recibir y depurar en cada ciclo.
La aurícula derecha recibe la sangre venosa desplazada por la Cava, con las condiciones de balance previamente programadas por el propio Pulmón y, el ventrículo la eyecta por la arteria Pulmonar hasta los hilios de los lóbulos pulmonares, los cuales les sirven de relevo, y la hacen circular por sus vías propias hasta los hilios de los lobulillos, los cuales a su vez le sirven de relevo y la hacen circular hasta sus capilares alveolares, para su necesario encuentro simultáneo y balanceado con el aire alveolar. Este relevo de fuerzas para la circulación pulmonar se hace evidente en la delgada pared del ventrículo derecho, comparado con el izquierdo.
La mecánica cíclica de las estructuras lobulares hace posible la difusión selectiva del Oxígeno en las unidades alvéolo-capilares y, la salida al exterior de productos de desecho del metabolismo en estado gaseoso, seguido de su progresión como sangre depurada y oxigenada hasta la aurícula izquierda, para ser eyectada por el Ventrículo hacia los tejidos.


La  integración funcional de estos dos hemi-circuitos sanguíneos la realiza el Corazón, integrado a su vez por el Pulmón



El análisis presente, de hoy, de los gráficos de mis primeros experimentos, me permitieron concluir que la sangre desplazada por la Fuerza Ventricular derecha, a través de la Arteria Pulmonar llegaba solo hasta el hilio de las estructuras lobares, esto es la distribuía entre los cinco lóbulos, y estos, con su dinámica propia, conjuntamente con el desplazamiento del aire, hace posible su circulación hasta sus lobulillos y, estos, desarrollaban ciclos dinámicos con fuerza y ritmo propio, paralelo al del Corazón, desplazando la sangre hasta sus capilares y el aire, hasta los alvéolos, en las unidades alvéolo-capilares, balanceando la presión de la sangre capilar con la tensión gaseosa del aire alveolar, para la difusión selectiva del Oxígeno y, el “intercambio” gaseoso, seguido del desplazamiento simultáneo de la sangre oxigenada hacia las venas pulmonares y el aire-caliente hacia el exterior




sábado, 9 de mayo de 2015

Introducción a nuestro Blog-Científico “El Pulso Respiratorio”

Editor: Américo González Bogen. M.D. Prof. Investigador científico.

Caracas, Abril del 2015


Hoy, un día del mes de Abril del año 2015, abro esta Ventana al Mundo de la Inteligencia y, a la Conciencia-colectiva, ante la necesidad de actuar, por el Bien Común, en la promoción del estudio, análisis y discusión razonada, de los aspectos parciales sobresalientes que aquí expongo, de mi contribución personal y original al Conocimiento de los Fenómenos Vitales, concurrentes al Mantenimiento de la Vida-Creada, la cual ha sido desarrollada durante más de treinta y seis años, a partir de mi primer descubrimiento trascendental, el 17 de Julio de 1978: la Resultante de la Dinámica cíclica, autónoma, del Pulmón en el Espacio-Pleural, a la cual denominé “Pulso Respiratorio”.

Mi obra impresa y, otras conexas, están íntegramente al alcance de todos en mi Dominio en Internet y, debe servirles para  ampliar los conceptos aquí resumidos.   

http://www.The-Respiratory-Pulse.org.ve/

Nuestros Organismos están genéticamente diseñados y programados para el Mantenimiento autónomo-automático, cíclico continuado y permanente, de la Vida-Creada y, su desarrollo, bajo control estricto  del Sistema Nervioso Central, en términos de intensidad y ritmo, para satisfacer la tendencia permanente al equilibrio  de todas las dinámicas orgánicas, lo cual he denominado “Homeodinámica”, y que caracteriza la Vida Orgánica en Salud, con tendencia al balance transitorio conocido como Homeostasis.

 Invito a esa inteligencia a cuestionar y discutir los conocimientos aceptados por la tradición y que nunca han sido demostrados cabalmente, sólo apoyados, como prueba de ser verdades, en la Autoridad de los “Textos” y sus Autores, como herencia nefasta de Galeno, pionero en su época histórica: Siglo II dc. Y que por obra del destino social, cercó caminos a potenciales brillantes pensadores lógico-racionales y Éticos de épocas más avanzadas.

A mí me ha tocado experimentar esas consecuencias, para daño, no sólo personal, obligándome a aislarme y seguir mi senda propia, imprimiendo personalmente mi Obra escrita y luchando por su difusión, en Defensa de la Vida y Salud de las Especies-Vivientes en sus Ecosistemas naturales, prototipo Especie Humana en su Hábitat-geográfico-Natural en la Atmósfera, limitada entre los 2500 – 3000 metros de altitud aproximadamente, con capacidad potencial de adaptación a mayores altitudes.

En mi época de estudiante de Medicina, mi Razón y Lógica no podían comprender  ni aceptar la enseñanza relativa a la Fisiología Respiratoria, basada en el concepto tradicional que considera al Pulmón como un órgano mecánicamente pasivo, lo cual no es compatible con los avances de las ciencias exactas y aplicadas a partir de Copérnico.  

En mi medio y, en general en el mundo entero, dominaba y domina aún la prerrogativa de la “Autoridad de los textos”,  como prueba de la “Verdad científica” en el círculo cercado por el “Establishment” en su propia defensa burocrática y, la otra nefasta invención del referido “Establishment científico”, de  los “pares’’  paridad inventada y reforzada para el cerco de mantenimiento de la “nueva burocracia”  en este sentido, la “burocracia del conocimiento”, dedicada a impedir la floración de  conceptos lógico-racionales, con demostraciones experimentales cuando sea posible, y que contradigan sus creencias y dedicación.



Invito al talento humano para que me ayude a liberar la Inteligencia y, a Salvar Vidas, en base al conocimiento más próximo a la Verdad de la Creación y lo Creado, la cual está allí, de manera permanente, como un  libro abierto para todos, sólo hay que aprender a leer en él.